Identificar Emisiones por Alcance

Alcance 1: Como primer paso, una empresa debe realizar el ejercicio de identificar sus fuentes de emisión directas en cada una de las cuatro categorías arriba mencionadas. Las emisiones de proceso son usualmente relevantes para ciertos sectores industriales, como gas y petróleo, aluminio, cemento, etc. Las empresas manufactureras que generan emisiones de proceso y son dueñas o controlan una planta de producción de electricidad tendrán seguramente emisiones directas de todas las principales categorías de emisiones. Las organizaciones que basan sus actividades en oficinas pueden no tener ninguna emisión directa de GEI, excepto en casos en los que sean dueñas u operen un vehículo, o equipo de combustión, refrigeración o aire acondicionado.
Alcance 2: El siguiente paso es identificar fuentes de emisiones indirectas derivadas del consumo de electricidad, vapor o calor adquiridos. Prácticamente todos los negocios generan emisiones indirectas derivadas de la compra de electricidad para uso en sus procesos o servicios.
Alcance 3: Este paso opcional implica la identificación de otras emisiones indirectas provenientes de las actividades corriente arriba o corriente abajo de una empresa, así como emisiones asociadas a la manufactura realizada por terceros a cuenta de la empresa o subcontratada, arrendamientos o franquicias no incluidas en los alcances 1 y 2.

Recolección de datos

La recolección de los datos requeridos para realizar los cálculos es una etapa importante, ya que contar con información confiable y ordenada es imprescindible para realizar el cálculo. Para esto se aconseja generar formatos estandarizados de reporte de datos.
Existen dos enfoques básicos para reunir datos de emisiones de GEI de las instalaciones de una empresa, centralizado o descentralizado:

Centralizado: las instalaciones reportan de manera individual datos sobre sus actividades y/o uso de combustibles (como la cantidad de combustible utilizado) al nivel corporativo, donde las emisiones de GEI son calculadas.
Descentralizado: las instalaciones recolectan de manera individual datos sobre sus actividades y/o uso de combustibles, calculan directamente sus emisiones de GEI utilizando métodos aprobados, y reportan esta información al nivel corporativo.
Las ventajas del uso de uno u otro enfoque dependerán del tamaño de la empresa y de la preparación técnica que tengan las instalaciones.

Metodologías de cálculo

La aproximación más cercana a la determinación de las emisiones de GEI de enfoque 1 de un proceso o de una planta corresponde a la medición del caudal y concentración de los gases de escape del proceso. Dado que es poco común que exista monitoreo de flujo o concentración de gases en los procesos de una industria, se deben utilizar otras metodologías para estimar las emisiones de estos producen.

Algunos métodos que pueden utilizarse para la estimación de las emisiones son balances de masa de procesos químicos y análisis estequiométricos de la combustión. Sin embargo, el método más común es el uso de datos de consumo de combustible y factores de emisión, cuya utilización general está expresada en la siguiente ecuación:

Dónde,
Eg corresponde a la emisión del GEI g.
Cc corresponde al consumo de combustible c.
FEc,p corresponde al factor de emisión del combustible c y el proceso o tecnología p.
El consumo de combustible es un dato que la gran mayoría de las empresas manejan y generalmente no es difícil desagregarlo por proceso o por producto.

Los factores de emisión se presentan generalmente como la emisión de algún GEI específico o de equivalente total de CO2 por unidad de contenido energético del combustible. También pueden existir factores de emisión por unidad física de combustible, o factores más específicos ligados a procesos, tales como emisión por kilometro recorrido de un tipo de vehículo o por cantidad de producto obtenido en un proceso químico.

Preferiblemente, los factores de emisión pueden ser determinados al interior de cada empresa para combustibles y procesos específicos. De no existir factores específicos de la empresa, se pueden utilizar factores más genéricos, como los factores oficiales del país o en última instancia, factores genéricos como los del IPCC.

En el caso de la emisión de CO2durante la combustión, el factor de emisión es dependiente casi exclusivamente del contenido de carbono del combustible, por lo que conocer una caracterización química del combustible puede ser suficiente para su determinación. Sin embargo, las emisiones de otros GEI, dependen fuertemente del proceso o tecnología que se utiliza para la combustión, por lo que es mucho más complejo determinar los factores de emisión para gases distintos al CO2.
Las emisiones asociadas a procesos químicos pueden calcularse mediante balance de masa, comprendiendo a cabalidad la naturaleza de la reacción química, o mediante el uso de factores de emisión, los que deben ser apropiados al proceso particular analizado.

En el caso de emisiones asociadas al Alcance 2, los factores de emisión de los sistemas interconectados, en algunos casos las empresas proveedoras de energía tienen cuantificados sus propios factores. De no estar disponibles estos factores, se deben utilizar los factores asociados al sistema interconectado en donde se ubique el proceso o instalación analizado.
El GHG Protocol, en su página web pone a disposición de los interesados una serie de herramientas que facilitan el cálculo de emisiones. Estas herramientas se encuentran disponibles para ciertos sectores productivos  específicos: hierro y acero, cemento, papel y celulosa y otras; así como para procesos transversales tales como filtraciones en equipos de frío, combustión en vehículos y otras.

 

<Volver