Identificación y Cálculo de Emisiones de GEI

Una vez definidos los objetivos de la empresa e identificados los procesos que se deben evaluar, conviene seguir un cierto orden lógico para poder obtener el resultado final, esto es, un  valor de las emisiones de GEI.

La siguiente figura muestra los pasos para poder realizar de manera ordenada el cálculo de emisiones de GEI.

Figura: Pasos sugeridos por el GHG Protocol para calcular y reportar emisiones de GEI.

Tal como se indica en la figura anterior, para realizar un reporte acabado de las emisiones de GEI de una empresa es útil dividir el total de sus emisiones en categorías específicas y luego seleccionar metodologías para las distintas emisiones.

Fuentes de emisión de GEI

Es importante, para realizar un buen reporte, identificar y calcular las emisiones de una empresa, y para ellos se recomienda es categorizar las fuentes de emisiones de GEI dentro de los límites de la empresa. Las emisiones de GEI típicamente provienen de las siguientes categorías de fuentes:

Combustión fija: combustión de combustibles en equipos estacionarios o fijos, como calderas, hornos, quemadores, turbinas, calentadores, incineradores motores, flameadores, etc.
Combustión móvil: combustión de combustibles en medios de transporte, como automóviles, camiones, autobuses, trenes, aviones, buques, barcos, barcazas, embarcaciones, etc.
Emisiones de proceso: emisiones de procesos físicos o químicos, como el CO2 de la etapa de calcinación en la manufactura de cemento, el CO2 del "cracking" catalítico en procesos petroquímicos, las emisiones de PFC en la fundición de aluminio, etc.
Emisiones fugitivas: liberaciones intencionales y no intencionales, como fugas en las uniones, sellos, empaques, o juntas de equipos, así como emisiones fugitivas derivadas de pilas de carbón, tratamiento de aguas residuales, torres de enfriamiento, plantas de procesamiento de gas, etc.

 

<Volver